Yo cuando quiero potar ponzoña, la poto. Como si no tuviera para dar y regalar. Pero en esta foto he querido potar algo bonito. A veces pienso que a Guille no le palpita un corazón, le palpita un planeta. Y la tierra en los ojos.

Guille muso, tengo tan interiorizado fotografiarte que creo que soy de las pocas heteros destrozando el rol de mujer musa. Fotografiarte me empodera como autora, fotografiarte otorga nuevas dimensiones al canon masculino. Déjame seguir siendo el satélite que acompaña tus latidos.