Copias disponibles en diferentes tamaños.
 
Si lo llamara telepatía, me quedaría corta. Es una sinergia de pensamientos, ideas y energías. Antes de conocerlo mi cuerpo ya lo recordaba. Nada más vernos ya supimos que todo lo que se puede hacer en esta vida desde el amor, lo haríamos sin piedad alguna con la existencia, sin remilgo alguno con el tiempo y la espera: irnos a vivir juntos, creer en la vida y en la muerte, casarnos por lo legal, lo ilegal y lo alegal, desbordarnos en el llanto o verternos en la risa, tener hijos, perros y más perros, morir y crecer en un árbol hasta volvernos a encontrar.